De su amor por la música y sus ganas de plasmar todas sus ideas en proyectos nació Compostela Sound, una asociación creada por cuatro mujeres de Lalín y Santiago de Compostela y con sede social en la capital gallega. Su objetivo es «difundir la música y promocionar a la gente joven y a los artistas».

La agrupación la preside la violinista de la Real Filharmonía de Galicia, Elina Viksne. La pianista Ilona Timchenko ocupa el cargo de vicepresidenta, la violinista Inara Vecbastika, que imparte clases en el Conservatorio de Lalín, el de secretaria y la abogada lalinense Beatriz Catoira, el de tesorera.

Charlamos con tres de ellas. A Elina, Beatriz e Inara les une una amistad antigua y, a Elina e Inara, además, lazos de familia. El objetivo de este colectivo sin ánimo de lucro es programar actividades y este año se encargan de la organización del ciclo de Novos Talentos Musicales en colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela que se celebra del 21 de este mes al 25 de marzo. Un certamen que, cuentan, «lleva más de veinte años y que antes organizaba la Asociación Galega de Lírica».

Una vez que esta agrupación dejó de hacerlo, se lanzaron porque, como apunta Elina, «es un proyecto muy bonito, no podíamos dejarlo pasar, es algo que merece mucho la pena y que da la oportunidad a los jóvenes de actuar en una sala tan hermosa como es la del Paraninfo de la Universidad de Santiago».

Viksne lleva la dirección artística del certamen y sus compañeras la dirección del evento. Recibieron 63 solicitudes. Los seleccionados, la mayoría procedentes de toda Galicia, actuarán repartidos en nueve recitales y en un total de 26 actuaciones. Son 32 participantes ya que alguna incluye dúos o incluso un quinteto, entre otros.

El proceso de selección, dicen, «fue muy complicado». «Todos los que se subieron al escenario tenían un potencial muy alto y todos ellos tenían también algo especial y mucho que aportar», apunta Elina Viksne.

Fueron, comentan, «seis horas y media sin parar apenas unos minutos». Las cuatro integrantes de este colectivo formaron parte del jurado que contó con el apoyo del profesor de tuba, Miguel Franqueiro.

Cada una de ellas tiene que compaginar muchas labores a diario y el trabajo de la asociación, comentan, supone una dedicación de muchas horas y carreras de aquí para allá, pero están contentas de poder contribuir a dar a conocer todo el talento de los músicos gallegos. Una labor que incluye también llamar a muchas puertas. En estos momentos están gestionando la petición de ayudas y patrocinadores particulares. Para este evento cuentan ya con la colaboración del fotógrafo Xaime Cortizo y la Asociación de Peregrinos Musicales. En Lalín, la asesoría ASG colabora con Compostela Sound.

La organización del ciclo de Novos Talentos Musicales, apuntan., «es nuestro gran proyecto y estamos muy felices de poner llevarlo adelante de forma compartida con la Universidad». Pero, avisan, «ya estamos preparadas para el siguiente». «Este es un precalentamiento, bromean, y a continuar». Explican que «no esperábamos una respuesta tan grande». Lamentan «tener que elegir porque todos eran muy buenos». Todos los seleccionados recibirán un diploma y el premio para ellos «es ya el recital. Es una oportunidad poder tocar en una sala como la del Paraninfo y poder enseñar al público todo lo que tú eres, y eso es muy especial», indica Elina Viksne.

Una vez que se conoció la selección, añade, «nos llamaron muchos para preguntar qué habían hecho mal o cómo podían superarse, y no es que lo hicieran mal, es que no teníamos más remedio que elegir porque no podían entrar todos, pero algunos ya nos expresaron su deseo de apuntarse de nuevo en siguientes ediciones». El nivel musical en Galicia, señala, «está creciendo mucho y hay que agradecer, sobre todo, la labor de los profesores; y en los más jóvenes, el apoyo de sus familias».

La participante más joven es la clarinetista Carla Gómez Iglesias, de diez años

La presidenta de Compostela Sound se queda con un momento del día de la audición a los potenciales participantes. Cuenta que «tengo visto y estado en muchos concursos, yo entraba y salía a llamar a los participantes y en la sala el ambiente era muy cálido, de compañerismo entre los que esperaban su turno, estaban todos hablando unos con otros compartiendo cosas, era muy bonito».

El certamen estaba dirigido a músicos nacidos en Galicia de hasta 32 años o alumnos de la escuela de música de Santiago. De los seleccionados, la más joven tiene diez años. Es la clarinetista Carla Gómez Iglesias, de A Coruña, que tocará el 4 de marzo, a las 12.00 en un recital en el que también participan Miguel Iglesias Lista, de Arteixo y Gema Arias Varela, de Oleiros, de 23 años, ambos al piano.

El ciclo se abre el próximo día 21, a las 20.30 con la actuación de Beatriz Leonardo Labraña, un acordeonista de trece años de Cedeira, El saxofonista Adrián Pais Abuín, de Rianxo, de 28 años (que será el músico de mayor edad y la pianista de Bueu, de 21 años, Estefanía Cereijo Omil. A Pais Abuín solo le gana en edad la cantante Marina del Carmen Penas Chaves, de 32 años y de Vilagarcía de Arousa, que protagonizará el último recital acompañada al piano por Rodrigo Portela Santaclara, de 26 años y de Bueu, en una cita en la que también participa el percusionista de Baiona, Álvaro Jurado, de 22 años. Todos los que se subirán al escenario del Paraninfo son gallegos, a excepción de los integrantes del quinteto de cuerda Gabost que son del País Vasco, Zaragoza y Málaga, pero estudian en la Escuela de Altos Estudos Musicais de Santiago y actuarán el 22 de marzo. La información se encuentra en la página web y de Facebook de Compostela Sound.

Pin It on Pinterest

Share This